Día del Blusa y de la Neska

Día del Blusa y de la Neska

Como preludio de las fiestas de la Virgen Blanca, cada 25 de julio, coincidiendo con la festividad de Santiago, se celebra en la capital alavesa el emblemático Día del Blusa y de la Neska.

Las cuadrillas vitorianas (“blusas” las de ellos y “neskas” las de ellas) se visten con una blusa oscura, abarcas y pañuelo al cuello.

Antiguamente, los grupos de amigos se reunían para acudir a las corridas de toros y comenzaron a utilizar las típicas blusas de los trabajadores para no mancharse. Posteriormente la vestimenta cambió, adoptando la ropa tradicional de los campesinos vascos.

Los blusas y neskas visitan el cementerio y realizan una ofrenda floral a los blusas vitorianos. Uno de los momentos álgidos del día lo constituye el desfile (paseíllo) que realizan alrededor de 25 cuadrillas de blusas y neskas por las calles alavesas (que repiten durante las fiestas de la Virgen Blanca) para acudir a la plaza de toros. Un blusa es el encargado de dirigir a la Banda Municipal en el Parque de la Florida.