Se nos agolpan las ganas de abrazos y de humanidad

Se nos agolpan las ganas de abrazos y de humanidad

Hoy hemos soñado con un brindis al atardecer.

Mientras llega el deseado escenario de salud pública garantizada para la población y para todos los viajeros que están deseando visitarnos, nos hemos dedicado a la contemplación de la naturaleza que nos rodea.

Hoy tachamos otro día más en el calendario. Hoy estamos un poco más cerca de componer una sinfonía siguiendo la batuta de la naturaleza.

La fortuna consiste hoy en tener una ventana abierta al cielo o un balcón con vistas.